Cine

Cantinflas: Ahí está el desmadre. Por Adrián de Ita.

Si usted aún no ha visto Cantinflas, deje de leer esto y quédese con la bonita idea de lo que pudo haber sido; vea el trailer, emociónese como yo lo hice y olvide que es la publicidad de una película.

Primeramente quiero decir que estoy completa y profundamente decepcionado, era una película que esperaba ver y lamentablemente salí con un pésimo sabor de boca. Y es que me da coraje que cada vez salen más bodrios mexicanos a la taquilla, como si no tuviéramos propuestas de calidad que valieran la pena apoyar; ahora pura comedia romántica ridícula y experimentos deformes de la televisión mexicana que cada vez se apodera más de nuestra cinematografía nacional.

Cantinflas no sólo es una película pésimamente escrita, está dirigida, fotografiada y editada con un pésimo sentido de construcción narrativa. No puedo entender como un guión tan malo pasó por tantas manos y nadie advirtió que iban a tirar 3 millones de dólares a la basura.

Cantinflas Película

Hay un fenómeno en este tipo de películas: algunos guionistas tienden a dar por hecho que el espectador promedio conoce al personaje y -casualmente- se les olvida construirlo y sustentarlo. En este caso no sólo está pésimamente planteado el personaje, quien por cierto, a diferencia de lo que creían, no es el personaje principal -me refiero a Cantinflas, por supuesto-, sino que trataron de contar toda su vida resumiéndola en 106 minutos, metiendo detalles y caprichos de guión/dirección a la fuerza, que la hacen lenta, sufrible e insoportable: como todo el elenco –Televisero- que interpreta a gente de la época del cine de oro mexicano, que nada tiene que ver con la historia que se plantea en un inicio; “actores” que por cierto, deberían no salir de sus casas, por dignidad propia. Un grupo de extras que me trae a la memoria el público de fenómenos de un Talk show que conducía Carmelita Salinas: muy mal dirigidos, obvios todo el tiempo y haciendo notar su falta de experiencia -pero no es culpa de ellos-.

La película tiene una estructura que resuelve todo en flashbacks/sketches y no progresa, al menos no limpiamente, quizá un poco a la fuerza. Los diálogos son tontos, obvios, siempre explicativos, nada inteligentes. La película se cuenta a través de un hecho que a nadie le interesa: la producción de “La vuelta al mundo en 80 días”, y aunque sea una buena fórmula de producción para ampliarla al mercado internacional, a mi parecer, es la excusa menos indicada para presentar a un personaje tan entrañable para el público mexicano.

Para mi la escaleta es algo como esto:

-Cantinflas empezó en la carpa, donde conoció a su esposa.

– Ah, también conoció al Indio Fernández.

– Ah, también conoció a Chaplin.

– Ah, era duro con los directores de sus películas.

– Ah, pero también tenía esta parte oscura de celebridad.

– Metamos una secuencia de catarsis mega cliché.

– Resolvamos todo con música y fuegos artificiales.

– Fin.

Cantinflas

Pero esto no es lo peor, la peor parte de todo lo que vi anoche es la pésima dirección del casi nuevo director Sebastián del Amo (El fantástico mundo de Juan Orol, 2012). No puedo creer que alguien que se jacte de ser director de cine no se involucre a fondo con lo que quiere contar; la mayoría de las escenas son superficiales, con estructura de sketch, ridículas, forzadas y recurren al elemento ‘música’ para decirle al espectador lo que tiene que sentir en los próximos minutos, denotando una clara deficiencia de capacidad narrativa. Además, no obstante que, a mi parecer, no tiene un pelo de buen director y su película se va por lo fácil y cliché todo el tiempo, destruyó la extraordinaria actuación de Óscar Jaenada, por que hay que decirlo, él es lo único que sostiene a esta película; me da pena ajena por él, de verdad. En fin, la ubico en el segundo lugar, por supuesto después de “El crimen del Cácaro Gumaro”, de las películas mexicanas más desastrosas del año. Me da mucha tristeza ver que el cine nacional va de mal en peor y me da asco pensar que va corriendo a quitarles el lugar nuestra, choteada y de muy mal gusto, India María, la cual amenaza con regresar. Si ya la vieron, díganme qué tal les pareció. 

Adrián de Ita. 

Contáctame en facebook o twitter.

 

 

Anuncios

2 replies »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s