Autores

3 Pruebas para saber si tu ligue-novio  vale la pena. (Parte 2)

¿Cómo saber si debo seguir saliendo con alguien? Las señales de amor de tu cachetón no son obvias, pero al menos no son tan difíciles de descifrar.

Después de que la semana pasada echamos un ojo a esas señales o pruebas que un hombre puede leer o hacer a su mujer, novia, arrimón o ligue; toca turno a esas pruebas que las mujeres pueden, y hacen sin duda alguna. A diferencia de los hombres, las mujeres tienen una serie de filtros para identificar un pareja potencial y, siendo breve, es porque histórica y  genéticamente el hombre puede andar de mujer en mujer, embarazar y correr y a este no le pasa nada, cuando mucho una enfermedad en los tenates incómoda. Sin embargo, las mujeres, no se pueden andar embarazando de cualquier hombre que les llama la atención (de que pueden, pueden… aunque seguro les resulta incómodo)  y por lo tanto son más selectivas en su pareja y han desarrollado pruebas al por mayor para poder identificar al mero mero sabor ranchero. Por desgracias, esas pruebas que han desarrollado no están aquí porque, tal vez ni ellas saben.  Vayamos con 3 pruebas base que todos los hombres quieren saber, y tal vez, muchas mujeres quieran debatir:

1. El Bauti-munión-pleaños. Se avecina la primera comunión de tu primita, el bautizo de sobrina, los 63 años de un tío, o el evento que sea, y por lo tanto es importante para saber si él estará para ti en estos momentos, en el que lo presentas con familia, tíos, cuñados o amigos de la prepa. Que vaya contigo a tus eventos luce importante para saber si tu ami-ligue va bien o si se toma todo muy a la ligera. Hombres, aquí es importante mencionar que no solo se trata de ir, sino de todo el ritual que conlleva. Desde no decirle “¿Cómo me visto?” implica riesgos, pues muchas mujeres asumen que no tienes gusto o sentido común para sus eventos, y además es una prueba de qué tanta importancia le tomas a lo suyo.

3097782617_abe275cbe8_o

Las víboras mujeres prestan atención a todo, mucho más en una prueba de estatus social  y respeto a sus rituales familiares o del primer círculo de amistad. Que el ‘en-cuestión’ se lleve mal con la prima, es tan peligroso como que se lleve muy bien (¿Qué le gusta o qué?-No lo nieguen), o que piropee un vestido de mal gusto, es tan peligroso como no lo haga a uno de buen gusto. En fin, el event es un peligro, pero necesario de tomar a cualquier hombre que quiera algo bueno. Tip: Las tías son las meras meras a conquistar.

2. El mensaje detallista de ya llegué y me la pasé bomba. Después de que salen, y acaben como acaben las cosas (un becerro besito, un agarrón de manos, o una noche de pasión ) es obvio que los dos tendrán que llegar a su respectiva casa. Si bien los hombres somos más de llegar a la casa y besar la almohada así como va, las mujeres esperan que llegues a tu casa y les avises: “ya llegué” … ¿Por qué? Supongo que por preocupación o una necesidad de control absoluto de la situación, pero no es el tema. El caso es que como hombre mandar un mensaje diciendo, “ya llegué, me la pasé muy bien, descansa” hace toda la diferencia, eres un ‘keeper’.

4797221578_c0c7e237c5_b

3. El detalle denominado no me importa que estés gacha la belleza no es solo física. Esta prueba no es real como tal, pues no se puede planear y en cualquier relación es un punto donde los hombres ganan puntos por sus actuaciones cursis y melosas. Imagina 3 situaciones. En la primera estás enferma pero ya habías quedado con tu señorito para hacer algo, en la segunda las cosas avanzaron muy rápido y los besos y caricias comienzan a aparecer justo el día que no te depilaste, y en la tercera, cuando por azar pasa a saludar temprano en la mañana y estás en pijama y los pelos más revueltos que sctotch-bride después de tallar una olla de pozole (vaya analogía ¿no?). ¿Cómo solucionaría un verdadero caballero, y alguien que está completamente decidido a echarle todas las ganas contigo? No importando la apariencia. Si aún enferma de tifoedea, va a visitarte todos los días, o enferma de una gripa común es capaz de besarte con todo y mocos en la nariz (tampoco dejes de limpiarte seguido) significa que le vale. Si, de entrada, tienes la confianza de decirle “no me depilé” ya es algo, que él responda con una sonrisa y un “yo tampoco” aligera las cosas y requiere un estar en la situación, no pensando en algo más. Si todavía además de esto, viéndote como Dios te trajo al mundo solo del cuello para arriba dice “luces genial” aclara y confirma que tu belleza no radica en lo físico sino en algo más; o de plano, que está muy urgido y te trae unas ganas que no le importa mentir, lo cual tampoco es tan malo.

5106918112_fe7cb9c673_b

Estas son 3 de las pruebas que en Hoch Wa’ y en su club de seguidoras groupies  extenso (ay ajá)  consideramos básicas para que toda mujer sepa de qué va el negocio con su ‘date’, galán, ligue, saca-clavo o bien, novio. ¿Creen que hay mejores?

Hoch Wa’ …

@dansavedra

Anuncios

Categorías:Autores, Ser Humano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s