Actualidad

De ‘televisos’, ‘pejezombies’ y débiles mentales.

Hace unas cuantas semanas que terminó el mundial. Ya nos aventaron Reformas, el Fracking, la Ley de Ocupación Temporal e incluso hasta una de telecomunicaciones estuvo en tela de juicio. Unos dirán que fue la televisión que nos engañó y nos hizo cegar de lo que ocurría en el país, otros dirán que los malvados de mente astuta y siniestra juegan con nuestra mente para controlar y manipularnos; y otros más dirán tan solo “me dueles México”.

No soy de los que cree en que existen tiranos que nos quieren dominar, soy de los que creen que existen políticos, tanto capaces unos como ineptos otros, que utilizan herramientas de comunicación efectivas para lograr ciertos cometidos. No creo tampoco en que los habitantes de este bello país, México, seamos seres idiotas que no podamos estar al pendiente de un mundial y la política a la vez, cuando la mayoría de las familias trabajan hasta triple turno, llevan a los niños a la escuela, cuidan a su familia, están al pendiente de los abuelos y tantas cosas más, sin inmutarse. Creo mucho menos en creer que hay una grupo de la población de ‘débiles mentales’, ‘Pejezombies’, ‘Televisos’ que son la causa que a miles de connacionales ‘les duela México’ y es curioso que son los que tienen acceso a la información y a redes sociales.  No creo en ninguno de estos estereotipos, pero sí creo en que como sociedad nos segmentamos más y más cada día, y que así, cada vez es más difícil organizarnos como sociedad.

san_judas_san_hipolito

Hace algún tiempo, cuando iniciaba el movimiento #Yosoy132, platiqué con un profesor que apreció este movimiento desde muchísimas perspectivas sociales y me dijo bien claro: “Esto solo beneficia a Peña Nieto”. “¿Cómo un movimiento que justamente busca desprestigiar a ese candidato podría beneficiarlo?”, me quedé pensando, tal vez en voz alta. “Es lógico,  imagina que eres parte de la mayoría de este país, la que no tiene acceso a la información, la que a duras penas puede tener una educación, y con suerte, de calidad”,  la que no puede entrar a twitter, a Facebook o siquiera servirse de Wikipedia todos los días.

¿Por qué lógico?

Bueno, si consideramos que los que iniciaron el movimiento fueron jóvenes universitarios de la Universidad Iberoamericana de Santa Fe, uno inmediatamente pensaría en un movimiento de estereotipo de  ‘chavos fresas’, que estudian en una universidad donde casi hay que dedicar $200 mil pesos al año, más gastos de estudio, transporte, vestimenta y demás. El movimiento de los ‘chavos fresas’ pudo poner a más de uno a la defensiva, pensando que eso es lo que hacen (nuevamente, estereotipos) los ‘ricos’, y por lo tanto, como nos han enseñado las telenovelas y la iglesia, los ricos son malos.  Sino malos, siempre son los ambiciosos, los que buscan casarse con la protagonista de la telenovela de las 9, y que por designio divino busca acaparar toda la riqueza a través de  malas jugadas y corrupción.

yosoy132

No es mi intención analizar el concepto de maldad en México, porque seguramente meteríamos temas de política, medios y religión, algo que necesita espacios más extensos; pero sí es mi intención mostrar que en los propios aspectos sociales y económicos basamos nuestras diferencias, mismas que nos separan y no nos unen.

El movimiento #yosoy132 tan solo es uno de tantos movimientos que si bien, a lo largo de su corto tiempo lograron captar más y más adeptos, también mostraron la punta del iceberg del rencor social y de nuestros pensamientos. Pasadas las elecciones se vieron mensajes de ‘me dueles México’, ‘por una despensa’ y otros tantos que nuevamente marcaban nuestra diferencia entre sociedad.

¿Y entonces?

Quisiera poner el ejemplo de una familia, tal vez sea un poco cursi, pero creo que es el mejor. En cualquier familia mexicana, el concepto de lo típico se ha perdido más y más;  existen familias en las que hay una mamá con diez hijos peleados, uno gay, uno rico, uno pobre, uno güero, uno moreno, uno trabajador, uno empresario, uno ‘exitoso’, uno ‘baquetón’ y otro, digamos, que ‘normalito’ (la verdad no sé qué es alguien ‘normalito‘ así que se los dejo a sus juicios y bagaje emocional). A la vez estos hermanos tienen hijos y sobrinos, todos distintos, unos tantos tendrán tres familias y otros más solo gatos. Para no seguir con esta historia de Pedro Damián, voy a mi punto. En estas familias, a fin de año, o para el cumpleaños de la Mamá-Abuelita, todos se ponen de acuerdo, y todos forman parte de una fiesta o celebración, en la que todos se organizan llevando el mole, los desechables, el refresco, las chelas, o ya de plano el que menos lleva es alguien que pasa por los hielos. La familia se une, bajo una premisa y una meta, si pensamos a mitad de año, todos pueden estar peleados, pero existe un compromiso mayor, el de disfrutar juntos las fiestas, el de organizarse y saber que siempre, un día, volverán a llevarse y a arreglar las cosas.

Nacajuca_ArtesaniasFlores

El país, cualquiera que sea, pero México más, debería tender a estas costumbres familiares que tiene bien arraigadas. Entendamos que existen miles y miles de grupos, características sociales que nos diferencian, pero que cada una de esas diferencias no importan nada, cuando de un fin mayor se trata, el de organizarse; ya sea para una fiesta de colonia, para un movimiento social, para elecciones, o para tener voz con nuestros legisladores y no nos pasen leyes por encima. La organización es la clave para que como sociedad podamos crecer, y aceptarnos, pensando en una meta mayor, la familia mexicana.

Así que, propongo, creamos en que el mexicano puede ver fut y puede tener opinión política al mismo tiempo; dejemos que termine el ‘dolor de México’ y nos acerquemos entre nosotros y entendamos las razones de nuestras acciones. Comencemos a organizarnos, no para votar por alguien, sino para discutir y conocernos mejor. Veamos juntos el mundial, veamos el volleyball, veamos alguna novela, veamos a nuestros gobernantes, veamos nuestras banquetas, veamos a nuestra gente, y dejemos de creer que somos idiotizables.

 

@dansavedra

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s