Autores

Ergo sum…

Un cuarto con azulejos azules. Todo comienza con un cuarto recubierto de azulejos azules. De acuerdo a mi acta de nacimiento llegué a este mundo en 1977, sin embargo para ese entonces era yo muy chiquito y no tengo ninguna memoria de esos primeros años; ese cuarto con azulejos azules es el primer recuerdo del que tengo memoria. Si he de creerles a mis padres (y lo pongo en tela de juicio debido a todo ese asunto relacionado con los Reyes Magos) mi primer recuerdo corresponde al día en que nació mi hermano, durante mi visita a la clínica a conocerlo.

“Nunca pensé que mi madre se viera como un señor del Medio Oriente y con barba”

“Nunca pensé que mi madre se viera como un señor del Medio Oriente y con barba”

A pesar de que no fue ese día en el que yo nací, sí suelo considerarlo como el inicio de mi existencia; a final de cuentas no podría YO asegurar haber existido antes de ese momento. Tengo la firme convicción de que uno es en medida de lo que puede recordar. Piensen en aquella ocasión en la que bebieron hasta perder el conocimiento (anden, háganlo, no nieguen que pasó alguna vez). Lo más seguro es que exista algún tipo de rastro, probablemente una fotografía comprometedora, que evidencie el que estuvieron allí. Te pueden jurar que estuviste, que tomaste, que besaste a la vecina y que deshonraste la vasija de porcelana de la abuela cual vil senador romano, y mientras no tengas TÚ un recuerdo de aquellos eventos será como si no hubieran sucedido.

Y pensamos que la vergüenza pública existe a partir del nacimiento de internet… 

Y pensamos que la vergüenza pública existe a partir del nacimiento de internet…

Somos lo que recordamos que somos; somos porque recordamos que somos. René Descartes es bien conocido por su máxima Cogito ergo sum, “pienso, por lo tanto existo”, pero ¿Qué pasa durante aquellos momentos en los que no pensamos?, ¿Por instantes cesamos de existir? Esas respuestas, oh! queridos lectores, no las encontrarán en estos rumbos, les corresponde a ustedes aventurarse, vivir, crear experiencias y después analizar si es que en algún momento, por dejar de pensar, dejaron de ser.

@aperezv

Anuncios

Categorías:Autores, Ensayos, Memorias, Ser Humano, Vida

Tagged as: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s